sábado, 31 de marzo de 2012

un día de huelga






El empresario se levanta temprano,
entra en el baño, orina y se mete en la ducha. Sale en siete minutos.
Siete minutos de huelga general.
Acto seguido, abre la ventana y respira la paz social de su polémica urbanización.

No se divisan masas en lontananza. La revolución se hace esperar.

Las masas llevan horas recorriendo disparatados polígonos industriales
y competitivos parques tecnológicos.
Banderas rojas y pancartas, los piquetes avanzan
conquistando parcelas de efímero dominio,
taifas de orgullo proletario.

Podemos congelar un país.
Los Sindicatos gestionan el demoledor efecto de su advertencia:
el estado cubierto por una pegatina; el gobierno pegado a la pared.

Hace calor. Las avenidas descansan de su endiablado tráfico
y hasta los pájaros libres se hacen los remolones.
Aquí y allá, algunos trabajadores que desoyen la consigna,
algunos automóviles de mirada furtiva.

No se recogen basuras, los niños no van al cole
y muchas parejas se quedan un rato más en la cama en señal de resistencia.

Hay hombres solitarios que se despiertan y salen a la calle sin afeitar,
muchachas paseando al perrillo esquirol,
nubes pintarrajeadas con lágrimas de luz

La radio informa.
Es un día de huelga general.

Y las chicas se dicen: mañana volveremos al trabajo.

sábado, 24 de marzo de 2012

qué no hacer

Es importante no acumular sonrisas como billetes de banco,
cortar una secuencia de los cielos,
amar con instinto.

El sufrimiento es un arcón celeste
y, sin saber por qué, es una pertenencia,
impertinente, rancia,
que fomenta el abismo en la arquitectura de los corazones.

Los héroes no sufren,
se vuelcan en el acto permanente,
prefieren conmover a conmoverse a la vista del mundo,
sobrecoger a sentirse sobrecogidos por un espanto sencillo;
el resto no termina de aclimatar su latido al rigor del presente,
no consigue acuñar sus intenciones,
sus escenas son tibias e imperfectas del todo.

Solo ciertos poetas se devanan los sesos pensando qué no hacer.

Eludir el trámite fugaz de la belleza
es como inventarse de nuevo aquel monstruo real,
tener miedo a la luz.

viernes, 16 de marzo de 2012

ávidos de terror

En la radio a todo volumen del coche con las ventanillas bajadas
parado en medio de la calle a la hora de la siesta
no está sonando Statik Selektah, por desgracia,
sino una ametralladora disco.

Veinte o treinta individuos abren un ojo impresionante
mientras se preguntan por el juicio final.

No llueve nada, para joder más.

Podía, por ejemplo, estar lloviendo,
pero hace un sol tan rápido
que no se ve de limpio que está el aire.

Si dar patadas a una lata es un escándalo
que le rompe los brazos al sereno proceder del ambiente
            e inmoviliza pájaros,
si dentro de la lata hierve el espacio en su brea de notas infernales,
onda expansiva, ruido que no hace ruido porque es demasiado seco,
entonces,
la música que sale de la radio a todo volumen del coche con las ventanillas bajadas 
parado en medio de la calle a la hora de la siesta,
aunque no sea de Statik Selektah, es un bien cultural
-¡semejante alarde sónico!-
para regocijo de las masas somnolientas,
ávidas de terror.

lunes, 12 de marzo de 2012

incluidos tus ojos

Retornará aquel aire iluminado de invierno;
no tendrás que sentirlo, no tendrás que reconocer mis labios.
Hablarás de ello, con el silencio como único aliado,
florecerá despacio la rosa de tu nombre.

Vientos extraños purifican el mundo. En cualquier corazón,
se produce una generación espontánea de materiales simples,
incluido el amor.

Tal vez no digas nada y solo sientas una presión ingenua en cada hombro.
Tal vez no dices nada y solo sientes un techo de cristal.

La soledad abierta que consume los párpados,
¡oh!, volverá con ímpetu a conquistar tu ausencia, a nublarme la voz.
No tendrás que sentirla, porque nada ha cambiado y todo cambia.

domingo, 11 de marzo de 2012

la noticia es un niño con cara de perro


y estas son las noticias del día


            asistentes a un concierto de rock desarticulan una brigada antinarcóticos

            bases de hip-hop acorralan al clero

            el intento de suicidio del magnate X causa centenares de víctimas

            el tribunal supremo se hace novio de la muerte

            las tríadas boicotean una reunión del G-20 a golpe de kung-fu

            el CERN descubre indicios de humanidad en el gobierno estadounidense

            algunos extraterrestres saben inglés

            un rapero en actitud desafiante dará el mensaje de navidad del rey

            la productividad se plantea exigir sacrificios humanos


y ahora nuestra frase del día

            perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores
                (anónimo)

viernes, 2 de marzo de 2012

c l i c k

una araña de fuerza en el espacio
lámpara trágica
un pensamiento correcta perfectamente bien encadenado
piramidal o de otra forma
excéntrica
plagada de dimensiones ocultas
            el donut surreal comiendo pensamiento
            atiborrándose y siendo devorado por una idea insensata

radios y otros animales
deslucen la velada tan disipada y libre
rodean el descanso de una sinfonía agridulce

alguien promulga y el cerebro bendecido y todo se ennegrece un poco
moja el hocico en un marrón de salsa
se aparece a sí mismo y se asusta de tanta maniobra
no puede pensar
se le ha olvidado
divaga
alittlebit

al principio es un click que es un c l i c k una chispa demasiado nerviosa un letrero en el fondo un movimiento mecánico tal vez de las pestañas o de un brazo qué brazo una mano qué dedo de la mano qué mano pero puede que sea
una palabra

ni siquiera un verbo
y es el origen de una aspiración
y es en el puto taco de salida
la puta casa en el cuadro pintado con los pies
el puto árbol así él solo sin su verde nación
la puta rosa maquillada como una cortesana

y puede ser un cuadro con árbol casa y fuente
o puede ser un mundo con personas pequeñas
haciendo sus deberes al unísono como un solo hombre

en el origen viene alguna flecha dardo envenenado
concepto
que antes de pasar a la acción ya deslumbra

viene la casa y es una casa grande de felices ventanas
de diez pisos donde vive la gente
de campo en ruinas con desván
una casa de campo donde vive la gente en el desván
que en cualquier caso puede ser derribada

de hecho cuando viene el árbol
suele estar seco
seco y derribado

la rosa suele estar recién cortada cuando viene la rosa

no obstante
la fuerza permanece
el potencial tan potencialmente peligroso
subsiste
y la palabra engendra se derrama exige
una palabra de recambio algún artículo
sueña con ponerse en marcha
con la lengua afuera como el perro que espera la orden de su amo

inevitablemente
el signo tiende a matizarse
a materializarse

por encima del escándalo del ruido
aflora una organización mental
en lucha contra el recuerdo que bombardea neuronas con memoria pesada

el signo se organiza o bien se desvanece entre la forma
se monta en una imagen repentina
y sale a reconocerse en el vacío
franquea invisibles obstáculos
cabalga hasta perderse en la distancia de su eco
exprime su infinita propiedad semántica
            de hecho cuando reduce su entropía
            florece hasta abarcar una obra completa

mil globos de colores
invaden un rectángulo de noche
en la melancolía que habita la posibilidad
antifaces grises festejan en silencio

la frase carraspea silabea se une al coro de lluvia en los tejados
la frase se hace agua salta eléctrica
riega una franja de conciencia inunda la ciudad

ahora es un baile un simulador de batallas aéreas en la misma nube
una ciencia ficción de señales luminosas

la nueva idea escoltada por un libro de ocurrencias
trasciende de continuo sobre la imperecedera evocación
habla en su nuevo idioma que no es otro
brilla rocosa y joven con su eterna promesa
de libertad

Seguidores