jueves, 14 de junio de 2018

solo el arte es nación


Solo el Parque es nación, Jordan she knows,
Nacionalista. Su bandera es una página en blanco, una hoja con un punto de sangre,
su himno interroga a los pájaros. Tras ella, un ejército de nombres, los nombres del Amor, una nube de sombras,
recuerdo de un pasado incierto, una pléyade
de reinas, funcionarias de un estado de gracia. El estado funciona a base de metáforas
capciosas, gominolas de un solo sabor, el socialismo en un solo sabor, la utopía de una soledad sin clases tamaño
familiar.

Jordan ha opositado a maestra de los sueños, ha madurado a distancia una licenciatura
ominosa, siempre huyendo para salvar la vida de los otros. Primero fue la carrera de piano, con Fats Domino
al costado, en el costado, luego, la de derecho, mientras caía y se levantaba sin pánico, y volvía a enderezarse
como un tótem, una montaña.

Al revés: las palabras crecen en el corazón de los héroes, hincan las raíces en el aire,
duelen de placer. El nombre de un héroe es la horma de su propia
santidad, restablece un conjunto de salvedades, una salvación en toda la regla. Si el nombre de una estrella
es farragoso, ilógico, falto de motricidad, y suscita un atómico déficit de atención,
el de un héroe retrocede en el tiempo y se sitúa fuera del espacio conocido,
rumbo a la contrariedad y el forcejeo.

Por derecho, Jordan luce la banda de la banda de la Avenida, sostiene sobre sus hombros,
el peso subliminal de la jefatura y el deber. Heroína sin término medio, sin caperuza ni cultura feroz, muda
secuencia, epígono del Hop, resorte absoluto del apostolado del flow. Ella
frunce, se acoda, contribuye al éxito sincero de la infra-ideología.

Habitable. Es un mundo habitable y tal confort, tal expresión de rotundidad en prosa
cotidiana, suma abducida por un color equidistante del oro, más verde que la carne, más obstinada que el ritmo. Un abanico
de ciudades erizadas de luz oculta el límite de la fortuna, se entromete en la forma
hasta robarle el sentido. La noche es el vehículo, el búho que recicla las copias arrugadas,
refunde el territorio en un solo temblor, una sola
materia intervenida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores